EMPLEADO GEMINIS

videncia-economica-psiquicos-profesionales>
Feng Shui Numerologia Bagua Arcanos Mayores Espiritus Animales Celestiales
Viaje Astral Alma Ectoplasma Triangulo Bermudas Triagramas Iching Lineas de Nazca
 
inicio
horoscopo
tarot
videncia
tarotistas
dias magicos
rituales
suenos
atlantida
dioses egipcios
mayas
velas
tirada de cartas
tirada runas
i ching
reiki
tarot de verdad
magia
rituales magicos
 
carta astral anual
 
predicciones mensuales horoscopo
 
carta astral natal
 
ARIES TAURO GEMINIS CANCER LEO VIRGO
LIBRA ESCORPIO SAGITARIO CAPRICORNIO ACUARIO PISCIS
COMPATIBILIDAD ENTRE SIGNOS LA MISION DE LOS DOCE SIGNOS

EL CARACTER DE GEMINIS - EL HOMBRE GEMINIS - LA MUJER GEMINIS - EL JEFE GEMINIS - EL EMPLEADO GEMINIS

GEMINIS EL EMPLEADO

 

horoscopo geminis


tarotyvidentesGéminis posee una capacidad innata para hacer frente a cualquier emergencia. Puede dominar rápidamente una crisis. El Géminis típico tomará decisiones instantáneas y se pondrá en acción cuando la mayoría de los que le rodean están todavía encerando los esquís. Se aburre fácilmente con la rutina y adora la libertad, de manera que no trate usted de encadenarlo a su mesa de trabajo. Preferiría pasarse una temporadita en Sing Sing antes que trabajar como un esclavo del reloj. En prisión, por lo menos, podría dedicar su mentalidad inquisitiva a estudiar el comportamiento de los demás reclusos. Pero sinceramente, quisiera señalar aquí que un Géminis entre rejas es un solitario que no ha podido encontrar el lugar adecuado para sus múltiples talentos en una sociedad súper organizada y conformista. Más de un falsificador o ladronzuelo Géminis es, básicamente, tan honrado como el juez que le condenó, y dos veces más idealista. Cuando a Géminis se le hace sentir, en la infancia, culpable por su vivaz imaginación y su energía incansable, cuando después en el mundo de los negocios le critican constantemente por ser demasiado innovador y negarse a entrar en los viejos moldes, su elevado sentido moral, en lo mental y en lo social, se resiste y el mercuriano echa a andar por la única senda original que en su sentir le resta. La mayoría de los Géminis son tan fecundos y persuasivos que hablando pueden convencer a la gente de que compre cosas que no llegarán a usar siquiera. Siempre es un acierto confiar a su talento las ventas o las actividades de promoción.


Cuando el pico de oro de Géminis comience a ensalzar las virtudes de su empresa, usted mismo no la reconocerá, por más que también esté ciego de admiración por su compañía. Confíe a su Géminis las ventas al público, o encárguele de engatusar a sus clientes en los restaurantes o en los campos de golf. O haga que le lleve a cabo la promoción callejera y se encontrará con una avalancha de buena voluntad y de órdenes de compra. Si no hay más remedio que tenerlo en la oficina, fíjese bien dónde lo pone. La supervisión no le resulta tan irritante como a Leo o Aries, pero se pondrá nervioso y trabajará mal si se ve constreñido y no se le permite expresarse.

Cuando esto suceda, su empleado Géminis romperá las cadenas y se irá con viento fresco en busca de más libertad, sin pensarlo dos veces. Bueno, no hace falta que salga corriendo a ver si todavía está en su escritorio. No va a salir volando ni a hacerse humo sin haber tenido ocasión de exponerle a usted sus razones y convencerlo de su punto de vista. A menos que él mismo le diga directamente otra cosa, lo más probable es que esté tan contento como podría estarlo sobre la tierra el alado mensajero de los dioses haciendo cualquier cosa que usted haya confiado a su despierta mentalidad. Si en la oficina se organiza cualquier tipo de apuestas entre el personal, ya verá cómo Leo, Aries y Sagitario juegan ostentosamente, pero puede apostar usted el recuerdo romántico que mas quiera a que quien lo organizó todo fue probablemente una de esas descargas eléctricas nacidas en junio que tiene usted por empleado. Géminis no se jugará extravagantes sumas de dinero en proyectos complicados e inconscientes, con la facilidad con que puede hacerlo Leo, el León.

Es más probable que se decida a arriesgar su seguridad en una situación que suponga un desafío para su ingenio, donde la acción sea rápida y los beneficios inmediatos. En su conversación abundarán las frases como Veamos cómo viene la mano, Vale la pena jugarse o Yo pruebo cualquier cosa una vez. Y claro que sí. Prueba cualquier cosa una vez, porque para la segunda ya no está. Se ha aburrido antes.
Su empleado mercuriano puede brillar por su ausencia física o mental (lo mismo da) durante la temporada de béisbol o cuando hay campeonatos de golf. A la mayoría de los nacidos bajo este signo les encantan esos deportes, y muchos de ellos los practican, gracias a la sobrenatural destreza geminiana. No es mucho lo que Géminis no pueda hacer con una buena sincronización de su inteligencia y de sus manos, y desde luego está perfectamente capacitado para calcular con toda precisión un golpe de bate o hacer un hoyo en los greens de un solo golpe. Es frecuente que el deporte lo atraiga como manera de descargar toda esa energía nerviosa, pero a la larga, los Géminis prefieren ejercitar el ingenio y poner a prueba la mente, con lo que puede apuntar muchísimos tantos para su empresa. De todas maneras, hay que insistirle en que practique actividades físicas, que le cansen, para que pueda dormir. Todos ellos son propensos al insomnio.

Muchos empleados Géminis que trabajan en lugares donde les exigen que lleguen temprano por la mañana se distinguen fácilmente por las ojeras. Los Géminis mantendrán su despacho bullente de actividad, de bromas y de alegría, pero harán su trabajo. Una secretaria mercuriana puede ser la dactilógrafa más rápida del mundo, e insuperable para tomar dictados. Normalmente, si es una Géminis típica, sabrá redactar una carta con claridad e inteligencia, con sólo que usted le dé una idea del asunto. Pero a pesar de todo su talento como secretaria, sería más acertado que la pusiera usted en la recepción, donde podrá hechizar a todos los que entren por la puerta al mismo tiempo que maneja el conmutador. (Para una chica de Mercurio, hacer dos cosas al mismo tiempo, y hacerlas bien, no es ningún problema.) Ya verá usted cómo le llama menos gente rezongona. Y no sólo será capaz de hechizar a los extraños con su dulzura y su inteligencia, sino que difícilmente se le mezclarán las líneas y le interrumpirá en mitad de una conferencia con Kalamazoo para comunicarle con Katanga.


Me falta advertirle que no se le ocurra consultar con Géminis problemas de ascensos, bonificaciones, comisiones y cosas por el estilo. Para la labor de asesoramiento, recurra a un austero Capricornio, al dogmatismo de Tauro o al sentido común de Virgo. Si no la habilidad dialéctica de Géminis puede inducirle a que le ascienda a él a un puesto más alto (aunque para eso tenga que despedir a su cuñado) y a pagarle dos veces más de lo que usted mismo gana. Géminis puede hacer que todo eso parezca impecablemente 1ógico, de manera que es preferible no discutir las cuestiones financieras con un persuasivo mercuriano. Si usted se anima al jueguecito, adelante. Pero puede ser que termine el partido prometiéndole una remuneración semanal que alcanzaría para pagar durante un año a un par de Virgos o de Cangrejos.


Si tiene empleados mercurianos, más de una vez andará por los pasillos pisando corazones destrozados. Uno o dos flirteos por mes, y una manera bastante versátil de cambiar de opinión constituyen el comportamiento estándar de Géminis, hasta que madure. A menos que su carta natal indique una naturaleza más estable, muchos Géminis tienen un aire de juvenil irresponsabilidad. Mentalmente, tienen un millón de años por lo menos, pero sus emociones son las de la adolescencia... y su aspecto también. La verdad es que a Géminis, como a Peter Pan, le enferma crecer. Y, como Peter, necesita una Wendy tan vivaz como él para que le entienda y le deje ir y venir a su gusto. Si usted es de los jefes a quienes les gusta hacer el papel de Cupido en la oficina, no le presente más que chicas de ese tipo, porque si no, no pasará mucho tiempo antes de que tenga usted que adelantarle dinero para pagar los alimentos.


¿Quiere dar verdadero impulso a su oficina? Ponga juntos en un despacho a un Aries y a un Géminis para que estudien un proyecto nuevo. Después, llénese de algodón los oídos para protegerse los tímpanos de un ruido como el de cien máquinas de sumar y doscientos teletipos que marcharán al mismo tiempo. Quédese cerca, con una red grande y resistente para atrapar todos los globos rosados que empezarán a volar por el aire, lléveselos a su despacho y, antes de pincharlos con un alfiler, estúdielos cuidadosamente. Es probable que alguno de ellos contenga una idea de un millón de dólares.

videncia
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
Precio del 806 : Máx. Fijo:1,21;Movil 1,57Euros/min. IVA incl. Mayores de 18 años
93 122 00 07 - En este número puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa y Mastercard