LOS CINCO ELEMENTOS

videncia-economica-psiquicos-profesionales>
Feng Shui Numerologia Bagua Arcanos Mayores Espiritus Animales Celestiales
Viaje Astral Alma Ectoplasma Triangulo Bermudas Triagramas Iching Lineas de Nazca
 
inicio
horoscopo
tarot
videncia
tarotistas
dias magicos
rituales
suenos
atlantida
dioses egipcios
mayas
velas
tirada de cartas
tirada runas
i ching
reiki
tarot de verdad
magia
rituales magicos
 
carta astral anual
 
predicciones mensuales horoscopo
 
carta astral natal
 
Que es el Chi Simbología China El Yin y EL Yang Cinco Elementos
Bagua Los Colores Purificación Energética
  El Ki y El Kua Feng Shui Hogar  
 

LOS CINCO ELEMENTOS, LA TEORIA DE LOS CINCO ELEMENTOS

aguafuegovientorayotierra


tarotyvidentes El mantenimiento de ambientes propios, siguiendo los ciclos de los cinco elementos. Siguiendo los ciclos ya mencionados, si se precisa potenciar la energía de un elemento, si está ausente o es insuficiente, se puede o bien introducir el elemento que falta o su madre. Si se potencia el propio elemento dará lugar a que el elemento hijo del elemento que se introduce se vea reforzado; y, en cambio, su elemento madre sea ligeramente disminuido. Al quedar reforzado el hijo, éste aumentará su control sobre su elemento nieto, que es el oponente de su elemento madre, de lo que se derivará una pérdida de poder del elemento controlador del elemento que se pretende potenciar.  El elemento quedará reforzado debido al incremento de su presencia y debido a la disminución del control de su elemento oponente o abuelo, que se deriva fundamentalmente del proceso que se genera con la potenciación de su elemento hijo, en menor medida también influye en el proceso de disminución del poder de control del elemento antagonista, dado que el debilitamiento que se produce en el elemento madre del elemento que se introduce, incide en el debilitamiento de su elemento generador, que no es otro que el oponente o controlador del elemento en cuestión.

Por ejemplo, si se potencia en un entorno el elemento madera, el agua que es su elemento generador o madre se debilita y también el control del metal sobre la madera. Pues el metal es madre del elemento agua, y al quedar ésta debilitada demandará más energía del elemento metal, que empleará en mantener el agua en vez de en controlar a la madera y por otro lado como el fuego es hilo de la madera, al incrementar el poder de la madera se establecen las condiciones para que se genere su hijo, y como el fuego controla al metal, que es su nieto, su fortalecimiento supondrá un mayor control del metal que limita el crecimiento de la madera. En el caso de que se potencie el elemento generativo o madre, para incrementar la energía de un elemento que está ausente o insuficiente, se estarán creando las condiciones para que el elemento pueda desarrollarse, a la vez que se debilitará la fuerza de su elemento controlador. Al aumentar la fuerza de un elemento madre, el hijo de ésta quedará reforzado, pero, por el contrario, su propia madre quedará agotada y en la secuencia ésta se corresponde con el elemento destructor del elemento que se pretende reforzar, de modo que la disminución de la fuerza del elemento controlador, también propiciará el desarrollo del elemento que se encuentra ausente o insuficiente.


Siguiendo el ejemplo del caso en que se precisa incrementar la fuerza de la energía madera, si se introduce el elemento agua, ésta creará las condiciones para que la madera crezca, pero en este proceso nutridor el agua se consume y su madre, el elemento metal necesita de todas sus fuerzas para regenerar y mantener a su hijo, y, por tanto, disminuye el control que ejerce sobre la madera, con lo que se provoca un debilitamiento indirecto de la fuerza cortante, que ejerce el metal sobre la madera, y propician una situación en la que la madera podrá desarrollarse. El ciclo se refuerza porque al desarrollarse la madera también lo hace su hijo el fuego, que restará fuerzas a su elemento nieto, el metal, que corta la madera. Por tanto, ambas posibilidades son empleadas en el feng-shui para aumentar en un entorno la energía de un elemento debilitado, la opción que se elija dependerá de las demás circunstancias.


Del mismo modo, cuando se precisa contener o debilitar la fuerza excesiva de un elemento, por estar sobredimensionado o demasiado activo con respecto a otros, podemos elegir entre dos opciones, o bien se potencia su elemento hijo o su elemento controlador.Continuando con el ejemplo, si en un entorno se ha perdido el equilibrio, debido a la predominancia del elemento madera, se puede introducir el elemento fuego, ya que es su elemento hijo, y su aumento le restará fuerzas, pero además el aumento del fuego beneficiará a su hijo, y de este modo se darán las condiciones para que se genere la tierra, cuyo hijo es el metal que controla la madera; además, la debilidad que provoca en la madera el aumento de poder de su elemento hijo, conllevará automáticamente la ganancia de poder que sobre la madera ejerce su controlador el metal. Si en vez del hijo se potencia el abuelo, que en el caso de la madera es el elemento metal, la madera se debilitará, y también su control sobre su elemento nieto, la tierra, con lo que ésta se beneficiará y su hijo el fuego, que provocará más debilitamiento en el elemento madera. Pero la introducción del metal, también provocará las condiciones para que el agua se genere y ésta a su vez generará madera, por este motivo, generalmente, esta segunda opción se utiliza en combinación con la anterior en la que introduce el elemento hijo para disminuir la fuerza o la predominancia de un elemento.

Esquema de las armonizaciones básicas


tarotyvidentes Desequilibrio por insuficiencia:
- Si el desequilibrio se debe a una carencia del elemento madera, introduzca éste o su generador, el elemento agua.
- Si la pérdida de equilibrio se debe a una falta del elemento fuego, puede introducir este elemento o su generador, el elemento madera.
- Si la desarmonía está provocada por una insuficiencia del elemento tierra, puede aumentar este elemento o su madre, el elemento fuego.
- Si el desequilibrio está provocado por la ausencia del elemento metal, se puede incorporar éste o su elemento madre, la tierra.
- Si la pérdida de equilibrio se debe a la falta del elemento agua, se puede incorporar éste o aumentar el metal, su elemento madre.

tarotyvidentes Desequilibrio por exceso:
- Si el desequilibrio proviene de un dominio del elemento madera introduzca el elemento fuego, que es su elemento hijo y lo debilita, y el metal que lo controla.
- Si en un espacio domina el elemento fuego aumente el elemento tierra, su elemento hijo, y el agua que lo controla.
- Si lo que se encuentra sobredimensionado en un espacio es el elemento tierra incorpore el elemento metal, su hijo, y el elemento madera que lo controla.
- Si el exceso está producido por el elemento metal introduzca el elemento agua, que es su elemento hijo, y su elemento oponente el fuego.
- Si la desarmonía se debe a un sobredimensionamiento del elemento agua introduzca el elemento madera, su hijo, y el elemento tierra que lo controla.
Otros excesos o insuficiencias de determinados elementos pueden provocar la rotura del entorno armónico. Cuando, por ejemplo, hay un exceso de un elemento hijo, su madre se verá acosada por él. También podría ocurrir que una madre no tuviera suficiente energía como para controlar a su hijo. De igual modo en el ciclo de control se puede provocar un exceso de algún elemento debido a la insuficiencia del elemento al que controla. Lo que procede en esta situación es la neutralización de los elementos que provocan la desarmonía. Para ello, hay que conocer a qué elemento pertenece cada objeto en el entorno.

LA INDENTIFICACION DE LOS CINCO ELEMENTOS EN EL ENTORNO


tarotyvidentes El pensamiento cosmológico taoísta clasifica todas las cosas en el universo según los cinco elementos básicos, que están Relacionados con un amplio abanico de factores, colores, formas... que se combinan e interrelacionan. Cada objeto de una habitación es un compuesto de uno o varios de estos elementos. El feng shui considera que la armonía se propicia cuando los cinco elementos están presentes de alguna manera, en los espacios que habitamos o donde trabajamos. Un lugar resultará incómodo y poco favorable, en la medida en que alguno de los elementos no esté representado o si se produce un exceso o insuficiencia de alguno de ellos, porque provocará graves perturbaciones en la secuencia de los elementos conduciendo a la pérdida de equilibrio. Además, el feng-shui recomienda observar la distribución de los elementos en un espacio, para lograr un estado de armonía en sus relaciones, de modo que los elementos no entren en conflicto y para lograr las condiciones que permitan satisfacer las aspiraciones de los residentes. Así se deben emplazar los distintos elementos en una habitación, teniendo en cuenta los ciclos expuestos de los cinco elementos, con la intención de facilitar que los elementos se expresen en relaciones de apoyo mutuo y que se potencien en armonía.

Colocándolos de forma que se neutralicen, se equilibren o compensen entre sí, según lo que se precise en cada circunstancia y de este modo influir positivamente en las actitudes de las personas que trabajan o viven allí. Por ejemplo, en un cuarto de baño que debido a su naturaleza tiene exceso del elemento agua, el feng-shui recomienda procurar un equilibrio con una decoración, en la que predominen el elemento tierra y el hijo del agua, es decir, la madera. Hay que evitar los colores, los objetos, el mobiliario, las imágenes... de naturaleza metal, ya que éste potencia el agua. En las cocinas hay una predominancia del elemento fuego, representado por los fogones y el horno, y del elemento agua, representado por el fregadero, el frigorífico y el congelador. El fuego y el agua son elementos opuestos o antagónicos y el feng-shui recomienda que para evitar posibles conflictos, éstos no se encuentren muy próximos en el espacio y recomienda introducir elementos madera y tierra entre ambos, para armonizar la relación conflictiva. Antiguamente, en China, las cocinas se construían de tierra o de ladrillo y se utilizaban recipientes de barro o de cerámica para cocinar.


Las cocinas o los hornos modernos, en cuanto a los ciclos de los cinco elementos, representan al fuego contenido en el metal, lo que supone una relación de conflicto, igual que el uso de ollas metálicas. Algunos chinos, que utilizan las cocinas modernas, erigen un altar en la cocina para pedir la protección de las catástrofes, que podrían resultar de esta situación conflictiva de los elementos. En nuestra cultura, popularmente, se coloca un san Pancracio en la cocina, con una ofrenda de perejil, para atraer la buena suerte, y también es fácil ver decoraciones con platos, fuentes y cuencos de barro o cerámica, que estarían equilibrando la situación conflictiva de la cocina con el fuego y el agua. Resulta esencial observar que no se hallen juntos elementos opuestos, pues crearán conflictos. Si no hubiera otra ubicación posible, entonces el feng-shui recomienda situar entre ellos algún elemento complementario. Por ejemplo, una silla metálica junto a una mesa de madera estará provocando una relación de conflicto, para neutralizarlo se puede situar entre ellos el elemento tierra que es un generador del metal.


Ahora, vamos a analizar un entorno donde se encuentran presentes los cinco elementos como es un acuario. El elemento madera está representado por las plantas acuáticas, ya sean estas naturales o artificiales, el elemento fuego por los peces, el elemento tierra por la arena o el suelo, el elemento metal por las rocas y el agua por el elemento líquido. Para definir, valorar y equilibrar los cinco elementos es preciso poder identificarlos, además de conocer las interrelaciones y ciclos en los que se expresan. En general, se pueden identificar los distintos elementos en aquellos objetos que representan los elementos en sí, los fabricados con los materiales que le son propios, los que de algún modo los simbolicen o los representen y los que se manifiestan a través de los colores y formas que los identifican.

tarotyvidentes La relación de correspondencias de los cinco elementos en los entornos



maderaEl elemento Madera: Artesonados y muebles de madera; telas y tejidos naturales como algodón y rayón; flores y plantas; obras de arte que representen paisajes, jardines, plantas, frutos y flores; el bambú; los trenzados y las rayas; la primavera; el este; el viento...

fuego El elemento Fuego: Todo tipo de iluminación como las velas, las lámparas y los ventanales por donde entra el sol; los animales y objetos hechos con materiales de procedencia animal, como las plumas, los huesos, el cuero y la lana; obras de arte que representen a las personas, los animales, el resplandor del sol, la luz y el fuego; el verano; el sur; el calor...

tierra El elemento Tierra: Los ladrillos, las tejas, el adobe y la arena; los objetos de cerámica, la arcilla, el gres, el barro, la loza y la porcelana; las obras de arte que representen paisajes desérticos y campos; el verano tardío; el centro; lo dulce; el olor fragante...

metalEl elemento Metal: Todo tipo de metales, las rocas, las piedras, el mármol y el granito; los cristales naturales, los minerales y las gemas; las esculturas de metal o de piedra; las espadas; el otoño; el oeste...

agua El elemento Agua: Las piscinas, los estanques, las fuentes y las instalaciones de agua; las superficies reflectantes, como el cristal tallado, el vidrio y los espejos; el vidrio tallado; las plantas trepadoras; el invierno; el norte; el frío...


ELEMENTO

GAMA DE COLOR

FORMA

Madera

Verde y Azul

Columna, Tronco, Obelisco y Pilares

Fuego

Rojo, Púrpura, Naranja, Salmones y Rosa

Triangular, Cónica y Piramidal

Tierra

Amarillo, Ocre, Siena, Tonos tierra y Terracotas

Cuadrado, Rectángulo, Líneas Largas y Formas Llanas

Metal

Tonos Pastel, Blanco, Colores luminosos, Gris claro, Azul claro, y colores Metalizados

Circulo, Arco, Formas ovaladas y Elipse

Agua

Tonos Oscuros, Azul Marino, Gris oscuro, Blanco Cristalino y Negro

Formas asimétricas, libres y Amorfas

videncia
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web
Precio del 806 : Máx. Fijo:1,21;Movil 1,57Euros/min. IVA incl. Mayores de 18 años
93 122 00 07 - En este número puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa y Mastercard